autoconsumo balance neto

Enlace animación para pantalla completa: autoconsumo balance neto

Explicación del funcionamiento del sistema:

Los módulos fotovoltaicos (también llamados placas solares o paneles solares) generan energía cuando reciben la luz solar. La potencia que dan depende de la intensidad de la insolación (a menor medida también influye la temperatura de la célula). A pleno sol, los módulos generan más energía que bajo cielo nublado. Mediante un inversor se convierte la corriente continua (CC) que producen los paneles en corriente alterna (CA) para abastecer los consumos en la red eléctrica del hogar.

El balance neto permite usar la red como acumulador para un tiempo determinado. Así podemos consumir la energía que nos sobra en algunas ocasiones, en momentos posteriores cuando las placas nos dan menos que la potencia demandada (por ejemplo por las noches). Cuando las placas, por ejemplo, generan 2000 W y tenemos 500 W de consumo en este momento, nos ahorramos los 500 W directamente en la factura y vertemos 1500 W a la red. Manteniendo esta situación durante dos horas, nos quedan 3 kWh (=1500 W * 2 h) registrados en el contador para el vertido a la red. Esta energía la podemos consumir en otro momento cuando el consumo es mayor que la producción del sistema fotovoltaico pagando solamente un peaje para el uso de la red en vez de pagar por la electricidad de la red.